jueves, 24 de abril de 2008

Entrevista: Robert Serra

Asegura que nunca ha sentido miedo caminando por la UCAB
Robert Serra: el ucabista de la franela roja
Entusiasta, inquieto, polémico. Amado y odiado por muchos. El estudiante universitario que ha levantado los más encontrados sentimientos entre los alumnos de la Universidad Católica Andrés Bello, se muestra tal y como es. Recuerda su agresión en la feria como algo que valió la pena y que recordará el resto de su vida con “orgullo revolucionario”. Detrás de toda controversia, hay una historia. Aquí, está la suya.
Mientras se desarrolla una clase de Derecho, a eso de las nueve de la mañana, Robert Serra sale de su salón por un momento para hacer un receso. Con una pequeña estatura, acompañada de una demencial sonrisa, el estudiante revolucionario de la UCAB saluda a unas compañeras antes de acercarse.
“Nunca tengo tiempo, pero tu me llamas y hablamos”. Así quedó concertada nuestra conversación: aquella que no parecía llegar jamás por la inclemente contestadora de su servicio de telefonía móvil. Tras varios intentos fallidos, finalmente devolvió la llamada.
Adriana K. Morales Roa
Robert Serra Aguirre nació en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, un 16 de enero de 1987. Vivía con sus padres, quienes nueve años después le darían dos hermanos.
La familia Serra se vio obligada a mudarse a la ciudad de Caracas gracias a una oportunidad laboral que le surgió al padre de la familia. En los años siguientes, los padres de Robert decidieron separarse por algunas diferencias que existían entre ellos, y decidieron enviar a su primogénito a vivir en Catia con su abuela. Posteriormente regresó a vivir con su mamá en el centro de la capital donde reside actualmente.
Tras graduarse de Bachiller en Ciencias en el Colegio Corazón de María de San Agustín, Robert decidió estudiar Ciencias Políticas en la Universidad Central de Venezuela, pero al obtener una calificación inferior a la que se requería para cursar dicha carrera, tomó entonces su segunda opción: estudiar Derecho en la Universidad Católica Andrés Bello.
Gracias a un enorme sacrificio hecho por su padre, Robert comenzó la universidad en medio de una lucha interna: desde el primer año de su carrera sintió el embate de estudiar en un salón en su mayoría afecto a la oposición y de recibir clases de profesores que no simpatizan con el movimiento del presidente Chávez. Entonces, luego de dos meses, Robert decidió romper el silencio y dio a conocer su postura política. Esta decisión, marcaría el resto de su vida como estudiante universitario dentro de las aulas ucabistas.
Hace algunos meses, Robert fue confrontado en la Feria Planeta Universitario de la UCAB luego de una intervención que había tenido en el seno de la Asamblea Nacional, y en la que dejó en claro su posición sobre el hecho de que la UCAB “le debía un porcentaje alto de dinero por haber dejado sus puertas clausuradas en días de clases”.
Esta intervención, despertó un repudio masivo contra su persona, quien además reconoce haberse vestido llamativamente “para generar provocación y buscar el momento del encuentro” con sus compañeros ucabistas. Serra escogió una chaqueta de la selección de fútbol venezolana y una gorra con el tricolor nacional.
Asegura que nunca sintió miedo al levantarse esa mañana, pero solicitó a cuatro compañeros de la Universidad Bolivariana de Venezuela para que le acompañaran a su alma mater.
Mientras se disponía a comprar el desayuno, algunos estudiantes enardecidos por la intervención de Serra en la Asamblea Nacional, comenzaron a lanzarles improperios y diversos objetos que tenían en sus manos. Serra inmediatamente trató de calmar los ánimos y, tras notar que sus compañeros lo habían abandonado, se subió a una silla buscando ser escuchado.
“Honestamente, sí llegué a temer por mi vida”. Manifestó que vio en las caras de sus compañeros el odio y la rabia que se había generado tras su discurso. La duda lo invadió al reflexionar sobre si tantas personas podrían estar equivocadas. Agradeció la mediación de las autoridades universitarias que rápidamente llegaron para sacarlo del lugar.
Esa noche, al llegar a su casa, tras un severo interrogatorio de su madre y una larga ducha, Robert se dispuso a dormir, mientras la duda le atormentaba: dudaba de sus principios e ideales políticos cuando recordaba aquellas caras que le gritaban. “Siempre fui chavista y revolucionario. Esto no me iba a detener tampoco”. Se define como chavista porque reconoce en Chávez aquella calidad humana que no ha encontrado en ningún líder la oposición venezolana, y por ello, se ha preocupado por dar a defender su posición delante de quien sea.
Además del hecho en la feria, Serra confiesa que fue víctima de otros pequeños “encontronazos”, pero que ya actualmente puede caminar tranquilo por la UCAB, donde “no respira amor, pero tampoco odio”. Asimismo, dijo que ha sentido cómo algunos profesores han variado su criterio de evaluación para con él. “De verdad es muy subjetivo. No tengo las pruebas, pero sí lo he sentido”.
Serra asegura que ha contado con el apoyo de su familia, ya que le entienden perfectamente en su posición política compartida, pero ha perdido más de una amistad por esa misma inclinación. “La política es muy fregada en ese sentido. He perdido amigos que me han dejado con la mano tendida en más de una ocasión”. Robert afirma que su actual pareja, quien reside en Maracaibo, no lo soportaría si ella no tuviera inclinación hacia el proyecto de Chávez.
En sus planes futuros, Robert desea mantenerse al día en cuanto a las actividades que requiera el Presidente. Dice que una vez graduado, incursionará en el mundo judicial aunque manifiesta ciertas reservas del sistema. “Uno nunca sabe hasta dónde terminará metido. Capaz y termino como Danilo Anderson”.
Luego de bromear un rato más, manifestó que habrá mucho más durante este año del estudiante chavista, maracucho y magallanero, que revoluciona la UCAB cuando camina por alguno de sus pasillos. “Si Dios y Ugalde me lo permiten, me gradúo en julio”.

1 comentario:

duglenyzzz dijo...

eres hermoso me gustas mucho vivo en maracay me gustaria algun dia ir a un sitio que tu vengas a maracay y yo verte asi sea de lejos mi vida muakkk te quiero ers mi inspiracion...