lunes, 2 de junio de 2008

Siento miedo

Corrí a la puerta al escuchar el susurro de mi mamá. Mi vecina había tocado el timbre para traer una noticia. Pecos Kanvas había muerto hoy en horas de la tarde. "Ya son dos", pensé.
De nuevo, corrí al computador y escribí a mi amiga para dejarle una nota en su blog con respecto a lo que acababan de decirme.
¿Qué es lo que pasa?
Entrevisté a Italo Luongo, murió en un accidente aéreo.
Entrevisté a Pecos Kanvas, murió de un paro respiratorio.
Hoy justamente escribo sobre la Prof. Laura Valdivieso, quien murió relativamente hace poco.
Quiero apagar el grabador. Temo que registre la voz de alguien destinado a desaparecer después.
Debo seguir escribiendo, con fines académicos.

1 comentario:

Yalo dijo...

Esperemos que sólo sean casualidades, Adriana. No apagues el grabador. Hay personas que no deberían morir nunca, pero entonces no serían personas. Lamentablemente el mundo gira y pasa sin tomarnos en cuenta, no conoce de sensibilidades como las tuyas. No conoce de arte, de talentos, de lo mucho que significa para nosotras, por ejemplo, escribir, transmitir emociones... Es así. Siempre será así. No apagues el grabador.
Abrazos tristes,
Y.