lunes, 28 de enero de 2008

Entrevista: Italo Luongo

Diplomacia venezolana:
Chad, Eritrea, Etiopía, Níger, Somalia, Sudán, Yibuti.

¿Nueva estrategia del gobierno?

Adriana K. Morales Roa



-En cuanto al tema Venezuela y estos países, ¿en qué consisten dichas relaciones, por qué se hacen ahora y cuál es su propósito?
-Si usted se va a un mapa, verá que esos países pertenecen a lo que se llama el África Subsahariana. Están al sur del Sahara. Eso significa también que son países que están en un proceso de erosión, de grave situación económica, es decir, que no tienen economías normales como nosotros entendemos los factores económicos acá en el continente americano y en el resto del mundo. Son países de extrema pobreza y que pasan hambre, con la excepción de Etiopía, porque tiene la suerte de ser un país que está en una cadena de montañas sumamente altas. Es el único que es mayoritariamente cristiano y no pasa hambre. Hay dificultades, pero no hay una hambruna masiva como sí pasa en los otros, por ejemplo el caso de Chad, Eritrea, Somalia, que son países que tienen incluso graves complicaciones políticas, donde no sabe a veces cual es el gobierno y cual no lo es. Esos son países con los cuales el gobierno de Chávez empezó a desarrollar una política de acercamiento, pero dicha política se ha convenido básicamente en darles dinero. A veces no grandes cantidades ni enormes cúmulos, como lo han hecho aquí en Latinoamérica. Esas políticas de acercamiento han sido claramente enfocadas a que estos países apoyen a Chávez en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Ese es el enfoque que hay. Dicha cuestión se vio el año pasado para la selección de la membresía del Consejo de Seguridad. Por lo demás, también se ha tratado de coordinar con ellos una cierta política de integración cultural, en el sentido de desarrollar en Venezuela lo que se llama la Africanidad Venezolana. Chávez tiene la teoría de que Venezuela es un país africanizado. Eso aquí no es muy popular, pero afuera sí lo dice constantemente. Dice que es indígena, y otras veces dice que es negro. El ha tratado de enfocar a Venezuela en África como un país de negros, y se ha dirigido a los países que son más sensibles, con un mensaje hacia los países más pobres. Chávez no se va a dirigir a países como Nigeria, Sudáfrica, Kenia o Tanzania, y mucho menos al África blanca, que es el África del Norte que llega al Mediterráneo y que es el África que no es negra, étnicamente hablando. Tampoco se va a dirigir con ese mensaje ni a Egipto, ni a Libia, ni a Marruecos, etc. Tiene una asociación forzada con lo que es Argelia y con lo que es Libia, dentro del marco de la OPEP, pero eso ya es otra cosa. Esta política subsahariana con esos países que reciben el nombre de frahel, conforman la faja de países que están pasando hambre por la erosión, por el cambio climático o por enormes errores cometidos por la población que destruyen bosques buscando madera para quemar, animales, etc. Luego no tienen ni qué comer ni qué trabajar. Es gente sumamente primitiva, a excepción un poco de Etiopía. Muchos países de la Unión Europea, especialmente Alemania y Francia, están ayudando a esos países junto a Japón y Estados Unidos. La aparición de Chávez en esa zona ha sido bienvenida porque cualquier ayuda que venga para esos países va a ser bienvenida. La intención ha sido desarrollar con ellos una política de acercamiento, con vista a forzarnos su buena voluntad en el marco de las Naciones Unidas.
-Es manejada la idea de que se están poniendo infinidad de trabas para lograr una intervención en Sudán, específicamente en Darfur. Ayer, precisamente, se le preguntó al ministro de defensa español, José Antonio Alonso sobre el tema y volvió a afirmar que “está suspendida hasta que las instituciones comunitarias aprueben la capacidad operativa del contingente internacional”. ¿Por qué no se ha podido llevar a cabo dicha intervención en Chad? ¿El gobierno local de General Idriss Déby Itno está poniendo dichas trabas?
-Dada la magnitud de la crisis de Darfur y la importancia que le da a ese evento las Naciones Unidas y la Unión Europea, así como también el gobierno de Estados Unidos, Sudán está como bajo el microscopio. Una intervención en Chad ahí, sería absolutamente inapropiada porque no caería bien. Es un país tan complicado, y están tan pendientes de él, que no sería oportuno para el gobierno de Chad, una intervención allí de ese tipo. El año pasado se realizó una cumbre de países democráticos, antes de nuestro referéndum, y en dicha cumbre el gobierno de Chávez pasó una terrible vergüenza porque Venezuela fue excluida porque se consideró un país no democrático. Esto es muy importante además como indicativo de cómo nos están viendo afuera. Todo esto es para hacerle un símil de cómo quedaría develada la actitud del gobierno de Chad a nivel internacional si llegara a adoptar dicha postura. Y dicho acontecimiento, lo de la cumbre, fue en un país que ha recibido dinero de Chávez incluso.
-Existe un gran vacío comunicacional con respecto a la situación interna de Eritrea. Las informaciones principales que se encuentran en la prensa mundial sobre esta nación, gira muchas veces entorno a noticias deportivas. ¿Esta situación podría explicarse por un “régimen de transición” que lleva casi 15 años? ¿O simplemente porque la situación de dicho país está tan estancada que no es generadora de informaciones?
-Tanto Somalia como Eritrea, son unos países que eran colonias italianas hasta el fin de la segunda guerra mundial, y desde que se fueron los italianos, ahí lo que ha habido es una serie de desastres y de inestabilidad política. Son países musulmanes muy pobres. Musulmanes de religión, pero de raza negra. No son árabes. Lo que pasa es que tienen una serie de conflictos tribales y una serie de conflictos civiles que es prácticamente imposible de controlar. La ONU ha tratado de intervenir en el conflicto de Somalia, y no le ha ido muy bien; mientras que en el caso de Eritrea, ellos han tratado de mantener a Etiopía fuera, porque este país siempre quiso desde la época que era colonia de Italia, mantener a Eritrea como su salida al mar. Eso es una cosa bastante complicada ahí porque ha habido guerras civiles y las continúa habiendo, entre los grupos que apoya Etiopía y los grupos que quieren tomar el poder en Eritrea. Son países de una altísima inestabilidad y como no tienen ninguna materia prima, ni alguna riqueza que interese a ninguna gran potencia, entonces se les deja allí a ver si se cansan de pelear ellos solos, pero no hay una información plena de lo que está pasando en detalle. Es bien injusto decirlo pero a nadie le importa, en cuanto a esos intereses de las grandes potencias. Las Naciones Unidas intenta hacer lo mejor que puede, pero la ONU prefiere invertir el dinero que obtiene en cosas más positivas, como es el caso de Darfur.
-Se sabe que algunas tropas del gobierno de Somalia, están siendo apoyadas por Etiopía en los violentos enfrentamientos entre ellos y los rebeldes islámicos que se esconden en las calles de Mogadiscio. ¿Cuál es el interés de Etiopía en brindar dicho apoyo?
-Cuando todo eso era colonia italiana, la salida al mar de Etiopía era a través de la Eritrea italiana. Entonces Etiopía tiene que apoyar a algún sector de Eritrea para ganar alguna influencia política. Entonces si gana el sector de Eritrea que Etiopía apoya, Etiopía tiene salida al mar. Eso es. Así de sencillo. Un gobierno enemigo de Etiopía en Eritrea, deja a Etiopía sin salida al mar. Si se ve un mapa, eso se hace notorio.
-Hace un mes, se dio una gran cobertura al proceso de imputación por parte de la justicia de Chad a una veintena de personas vinculadas con El Arca de Zoe por delitos relacionados con el intento de sacar de ese país africano a 103 niños. Más recientemente, se dio la liberación de dos periodistas en Níger que habían sido encarcelados por “atentar contra la seguridad nacional” al hacer un reportaje sobre la rebelión tuareg, y que sólo tuvo efecto poco después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, sostuviera una conversación con su colega nigerino, Mamadou Tandja. ¿Por qué Sarkozy logra establecerse como negociador en ambos casos, sin que sea considerado como intrusión a los asuntos de Estado?
-Las intervenciones de Francia no son tildadas como intrusas en sus ex colonias de África. Todos esos países son ex colonias de África. Cabe recordar las intervenciones que Francia tuvo en África para los años noventa, años ochenta, y más atrás. Francia es una especie de policía de los países que fueron sus colonias, que en este caso se le llama el África francófona. Nadie ve a Francia allí como un interventor. A Francia mas bien la llaman los gobiernos africanos que fueron sus colonias cuando no les queda más remedio para imponer el orden. Francia tiene a través de sus paracaidistas y a través de la legión extranjera, una fuerza de intervención extranjera para cualquier cosa que le pidan esos países, y eso es lo que hace Francia. Así Francia mantiene una influencia en lo que en otra época era su imperio colonial, pero que también tiene una influencia como el papá al que se llama cuando los hijos que están peleando. Entonces nadie ve mal a Sarkozy por eso. Él es Francia. Entonces si él está interviniendo, es porque lo llaman y es porque él es quien representa el poder en Francia. Nadie lo ve como una intervención francesa, así de mala manera. Simplemente él va para poner un poquito de orden cuando ellos no pueden poner orden entre sí. Sólo lo hacen los franceses cuando los llaman y sólo en esos países que fueron parte de su imperio.
-Hace unos días Amnistía Internacional, en un informe hecho público este martes, denunció “el deterioro de la seguridad en los campos de refugiados de Darfur (Sudán), donde la proliferación de armas y la falta de perspectivas para los jóvenes se está convirtiendo "en una combinación potencialmente explosiva". ¿Podría explicar por qué se ha dado a conocer este planteamiento, cuando enviados de Naciones Unidas y la Unión Africana, están diciendo por otra parte que son optimistas en que las negociaciones van a poner próximamente el final del conflicto?
-La diferencia se da porque no hay uniformidad en la visión hacia el problema. La ONU tiene que, evidentemente, tratar de que se acaben las masacres, pero la ONU debe tratar de preservar la unidad de Sudán como Estado, pero el sur se quiere separar. Eso es lo que pasa. Como el norte es musulmán y el sur es cristiano, entonces Amnistía Internacional está apoyando al Sur, que es donde están ocurriendo las matanzas, de modo tal que pareciera que se estuviera tratando de apoyar la creación de un Estado independiente en Darfur. Eso es más o menos lo que puede estar pasando.
-El 28 de octubre del pasado año, se llevó a cabo la detención de Don Sandro de Pretis, quien es vicario de la diócesis de Yibuti. La causa de este acontecimiento se le atribuye, en palabras del Monseñor Giorgio Bertin, administrador apostólico de Mogadiscio, a los “problemas de relaciones entre el gobierno de Yibuti y el francés”. Además resalta la escasez de sacerdotes en este pequeño país. ¿Por qué la Iglesia pareciera negar el envío de más sacerdotes a la zona? ¿Para evitar persecuciones religiosas?
-A diferencia de lo que pasa entre nosotros, en los países cristianos, en los países islámicos, como es el caso de Yibuti, los musulmanes no suelen dar libertades para que nuestros sacerdotes o cualquiera que sea sacerdote cristiano o protestante también, esté haciendo proselitismo, y tratando de ganar adeptos para el cristianismo. Eso a ellos no les gusta. Entonces ellos dejan estar a los sacerdotes cristianos, pero no permiten la ampliación de sacerdotes ni la estimulación del crecimiento de la Iglesia Católica o de cualquier iglesia cristiana, al grado tal que puedan empezar a hacer conversiones masivas. Para ellos el Islam es la única religión verdadera. De allí es de donde nace ese conflicto. Los gobiernos musulmanes reprimen, por decirlo de alguna manera diplomática, el crecimiento y la prédica del cristianismo entre sus pobladores. Eso evidentemente es miedo de que se puedan convertir al cristianismo.

lunes, 21 de enero de 2008

Entrevista: Prof. Ricardo Márquez

“Creo que el Presidente perdió la compostura”

El Director del Departamento de Pastoral de la Universidad Católica Andrés Bello, Ricardo Márquez, reflexiona sobre las recientes arremetidas del gobierno nacional en contra de la Iglesia Católica, específicamente sobre la figura del Padre Luis Ugalde, s.j. Adicionalmente, explica cómo los grupos misioneros que hacen vida en las comunidades aledañas a la UCAB, han perdido su aceptación dentro de dichas zonas populares.

El Prof. Ricardo Márquez, actualmente se desempeña como profesor en la Cátedra de Honor de la UCAB, así como Director del Departamento de Pastoral, cargo que le permite servir de vocero y coordinador de todas aquellas actividades que integran a la universidad con el entorno.

Iglesia versus Gobierno

-¿Cuál es la postura del Departamento de Pastoral de la UCAB con respecto a las sostenidas arremetidas del gobierno nacional en contra de la Iglesia Católica y sus representantes?
-Creo que éstas situaciones responden a una conciencia de la comunidad cristiana de creyentes católicos en el país, que si bien pudiéramos decir que no es una línea de conducta perfecta e impecable, si creo que podemos decir que si la Iglesia en general en los últimos tiempos, a través de lo que son los concilios plenarios, y las asambleas de la conferencia episcopal, ha tenido una actitud de análisis de la realidad, ha tenido una palabra sobre aquellas cosas que son necesarias cambiar, hacer, modificar, respetar, y que han entrado en conflicto o en contradicción en algunas ocasiones con políticas establecidas o con convicciones personales que tiene el Presidente, con relación al país. Entonces, en este sentido, la Iglesia Católica representa en algunos momentos una dificultad, un elemento crítico, cuestionador de ciertas actitudes, básicamente todo aquello que pueda tener alguna connotación de totalitarismo, o una imposición de esquemas ideológicos, por ejemplo. Y no solamente eso, sino también de una incongruencia entre lo que se dice y lo que se hace. Es lo que los pastores de la iglesia y la misma gente va percibiendo, las necesidades de la gente y sus clamores. Entonces, creo que las relaciones entre la iglesia, gente y gobierno, se han vuelto cada vez más tensas. Si a eso le añades también el tema diplomático, del refugio del estudiante Nixon Moreno, en la Nunciatura Apostólica, pues también es otro tema que genera roce. Yo creo que políticamente, cuando los estadistas, los políticos tienen roce, se espera que lo manejen con altura, con firmeza, pero digamos que con honestidad. Yo creo que el Presidente perdió la compostura, y eso es algo que no está bien. Una cosa es que él tenga sus diferencias, y eso es aceptable, pero creo que lo que mucha gente comparte en general, es que el tono, la manera, la forma de hacerlo no es la adecuada. Es hasta imprudente. Puede ser que en algunos sectores que tengan algún tipo de resentimiento, o cuestionamiento con la Iglesia, esos comentarios tengan alguna resonancia, en términos sencillos como “bien hecho que se lo dijeron, así es que hay que decirles las cosas”. Hay gente que aupa ese tipo de comportamientos.

“Uno no puede estar constantemente en un contrapunteo con el presidente".

-¿Qué es lo que busca la Iglesia?
-Yo creo que el Cardenal, y los obispos, han reaccionado pidiendo una especie de compostura, lo que supone que no es muy distinto que una persona en la calle haga un comentario sin medir un poco lo que es el significado de las palabras, y como las dice una persona que ejerce una posición, en un Estado o que tiene una posición de responsabilidad, las circunstancias le piden que sea un poco más medido en sus palabras. Tampoco se exige que sea hipócrita o diplomático en sus extremos, pero las consecuencias de sus palabras pueden mover toda una serie de emociones, sobre todo con el vínculo emocional que tiene el presidente con sectores populares, y que bien puede generar una confusión. Ciertamente la Iglesia Católica tiene, un posicionamiento importante. Ayer cuando uno veía la Procesión de la Divina Pastora, uno decía que aun hay un fervor religioso que aún existe ahí, que inspira respeto, no sólo en la religión católica, sino a cualquiera de otra creencia o religión.

“Creo que la Iglesia es una piedra en el zapato que dice verdades”.

-¿Qué opina sobre las respuestas que la Iglesia Católica en Venezuela ha tenido sobre dichas arremetidas?
-En cuanto a la defensa o a la respuesta, creo que las que se han dado han sido muy buenas, de parte del Monseñor Porras, el Cardenal mismo, el presidente de la Conferencia Episcopal. Y en otras ocasiones, el Consejo Nacional de Laicos ha tomado posiciones, dando también sus escritos. Es verdad que uno no puede estar constantemente en un contrapunteo con el presidente, respondiendo, porque muchas veces, pareciera que fueran estrategias de distracción, que son unas temáticas personales de “tu dijiste, yo dije”, y en realidad, el gran anhelo que tenemos todos es qué vamos hacer con los problemas que tenemos, qué es lo realmente quiere la gente, si la gente quiere seguridad, qué estamos haciendo por la seguridad, si la gente quiere que haya trabajo, qué estamos haciendo para que haya trabajo, si la gente quiere mejores servicios de salud, qué estamos haciendo para que hayan mejores servicios de salud, y yo creo que aquí es donde nos podemos focalizar. Eso implica que se gobierne, se ponga gente responsable para eso, que se administren adecuadamente los recursos que tenemos, y haya gente que se forme para eso. Yo creo que esa es la estrategia para que se realicen cambios en el país, y no quedarnos simplemente en personalizar opiniones, en ataques unos a otros, ni de aquí para allá, ni de allá para acá, porque generalmente con eso, no se le hace ningún servicio al país. Si empezamos a descalificar al presidente, y a descalificar su equipo, y a tildarlo de lo que sea, así como uno lo siente cuando se meten con personas de este lado, me imagino que los sectores oficiales así lo sentirán.

“No vamos a perder ahora todo lo que hemos venido haciendo”.

Cambios en la Comunidad

-¿Ha variado la participación de las comunidades populares en las actividades misioneras que ustedes llevan a cabo en algunos barrios cercanos a la UCAB?
-Sí, yo creo que estas referencias que se han hecho públicas, por algunos voceros, en relación a la Universidad Católica Andrés Bello, como una especie de semillero de revoltosos, de oposición, ha generado algunos cambios. Yo sí creo que la universidad está identificada, y sería un absurdo negarlo. Como institución, la universidad tiene que permanecer abierta a las distintas posiciones. Yo creo que en la universidad hay gente, aunque algunos sean minorías, que tienen posiciones diferentes, y yo creo que eso es válido. Ahora ciertamente porque algunos voceros oficiales de la universidad han tomado posiciones, así como algunos institutos, bajo propuestas, comentarios y críticas. Por parte de los voceros del gobierno, se ha etiquetado que todo lo que venga de parte de UCAB es de oposición, de los escuálidos, de los guarimberos. Eso es un reduccionismo, cuando no asumes la complejidad de las cosas, y las reduces etiquetándolas y eliminándolas para evitar la molestia que toma verle la complejidad verdadera a las cosas. Eso nos ha afectado. Por ejemplo, una cosa muy concreta, es que de hecho, ha habido una prohibición de la zona educativa de Antímano a que la Universidad Católica se presente en el Liceo Felipe Fermín Paúl, donde desde hace cinco años veníamos trabajando con un éxito muy notable, constatado por los mismos profesores y directores. Sin embargo, después del referéndum, vino una carta del jefe de la zona educativa prohibiéndole al director, que los estudiantes de la Católica, pudieran ir. Eso ha creado una crisis, pero también ha generado creatividad. No vamos a perder ahora todo lo que hemos venido haciendo. Estamos buscando la manera de que los estudiantes en vez de ir al liceo, sean los muchachos los que bajen a la universidad, o al Parque Social, y así evitar esa especie de retaliación política. No nos hemos dejado afectar por eso, y continuamos el trabajo con las comunidades. Otro hecho interesante, en la campaña que hicieron los muchachos de Universitarios en Misión, que hacen Una Sonrisa en Navidad, ocurrió que cuando los muchachos estaban cerca de Catuche, y llegaron a una especie de callejón, una de las presidentas de un consejo comunal gritó ‘llegaron los escuálidos’. Los muchachos pensaron que de ahí para adelante, iba a haber piedras. Pero no, la frase siguiente fue ‘no se metan con ellos, porque vienen a trabajar por la comunidad’. Eso alivió un poco las cosas, pero es reflejo de cómo se está viviendo ahora esa realidad. Yo creo que lo que queda es trabajar, y no enredarnos en discursos, que a la larga va a caer en la idea de que lo que nosotros hacemos por los sectores populares, no contribuye en nada al mejoramiento de su calidad de vida.

Luis Ugalde en la UCAB

-¿En las agresiones hacia Luis Ugalde, hubo apoyo de parte de los estudiantes hacia el rector?
-Sí, el Consejo Universitario sacó un documento a partir de ciertos comentarios, que incluso salieron en La Hojilla. Además, hubo una posición oficial por parte de la universidad, y a nivel más espontáneo, en las asambleas de estudiantes y profesores, donde hubo intervenciones del Padre Ugalde, fue ampliamente aplaudido. Yo creo que ejerce un rol de liderazgo bastante fuerte, positivo, y muchos de los temas del Padre Ugalde giran en torno a “a gobernar, a gobernar”. Ya basta de vivir un poco simplemente politizando, y hay incluso una metáfora muy interesante, donde él dice que no debemos dejar a un gobernante hacer lo que no le permitiríamos hacer a un profesional en su campo. ¿Por qué le vas a permitir a un político que siga diciendo que va a solucionar los problemas y no los soluciona? Debemos escoger políticos con el mismo grado de capacitación, especialidad, coherencia, congruencia, que uno les exige a otros profesionales. Yo creo que la Iglesia es entonces, una piedra en el zapato que dice verdades, que puntualiza los problemas, y que aclara que las necesidades son de otra índole y profundidad. El conocimiento del Padre Ugalde es bastante lúcido. Él sabe que no se puede estar tergiversando lo que es el Bolivarianismo, porque él le tiene respuesta a todo eso. Resulta a ser por ello, una persona incómoda, pero que igualmente cuenta con el apoyo de la comunidad, que se ha expresado con dicho objetivo.

Despiece: Según las informaciones presentadas por el Prof. Márquez, la deserción escolar ha aumentado, el índice de permanencia ha aumentado, hay mayores ingresos a las universidades, los servicios que le han dado los estudiantes del plan educativo al liceo han sido muy buenos, pero aún con eso, cambió la aceptación de los grupos ucabistas dentro de las barriadas donde ejercen su labor social.

miércoles, 16 de enero de 2008

Entrevista: Testimonio de disparo

Por un centímetro y medio

En la madrugada del viernes 02 de marzo de 2007, Yesenia Barroeta de 25 años, empleada de la tienda Sanrio del Sambil de Caracas, notó que unos asaltantes habían entrado en su casa. Mientras buscaban objetos de valor, los delincuentes se debatieron entre la idea de asesinarla a ella o a su mamá. La joven recibió el disparo que atravesó su pecho, y salió por su espalda. Afortunadamente, un centímetro y medio se interpuso entre la vida y la muerte.

Adriana Morales
Yesenia venía llegando después de haber compartido con unas amigas en una fiesta. Entró cuidadosamente y se dispuso a dormir. Al cabo de unas horas escuchó los gritos de su mamá, que la hicieron correr a su cuarto. Cuando entró, notó la figura de un sujeto que le propinaba cachetadas a su madre, y otro antisocial registraba las gavetas de la peinadora.

Cuando este sujeto notó su presencia, se vino sobre ella y la sujetó con fuerza. La víctima inmediatamente pudo notar cómo los ojos del asaltante delataban su estado. Ella asegura que dado a que su ex novio consumía sustancias psicotrópicas, pudo determinar que el maleante estaba bajo dichos efectos. Comenzó a gritarle “cállate o te quemo aquí delante de tu mamá”.

La empujó hacia las escaleras para luego llevarla hasta la cocina. Mientras bajaba, no paraba de escuchar a su mamá gritando. Ella le respondía diciendo “no grites, vieja, tranquila”. El otro asaltante se unía al escándalo “¿dónde están los reales?”.

Al llegar a la cocina, Yesenia notó que el otro sujeto traía a su mamá. Pudo verle entonces el rostro hinchado gracias a los golpes que recibió. Las empujaron al piso, y de repente, uno de los asaltantes sacó un arma de fuego mientras les decía que se quedaran calladas y que no “se pusieran inteligentes”.

Los sujetos se dispusieron a salir de la casa llevándose el carro familiar, pero antes de hacerlo se escuchó: “si le damos a la vieja, la zorra va a correr”. Así fue como Yesenia comprendió que iban a hacerle daño. Apartó a su mamá, quien trataba de cubrirla con su propio cuerpo y le gritó al sujeto que la apuntaba: “mátame pues, si tan bravo eres, a ver si tienes los testículos”. No pudo terminar la terminar la frase cuando perdió el conocimiento. Le habían disparado.

Yesenia despertó al cabo de tres días en la Clínica El Ávila. Había pasado por una serie de operaciones para estabilizarla. El doctor le explicó que afortunadamente la bala había entrado a sólo 1,5 cm de su corazón, atravesó el pulmón izquierdo y salió luego por su espalda. Esta suerte le permitía seguir con vida.

En la actualidad, la familia de Yesenia le ha ayudado a recuperarse del incidente. Sin embargo, continúa sufriendo las consecuencias tanto físicas como psicológicas que le dejó esa noche de marzo que, como ella confiesa, le cambió la vida.

Entrevista: Sobre la Reconversión Monetaria

Bolívar fuerte: mientras más información, más controversia

La reforma monetaria entró en vigencia el 01 de enero de 2008, luego de haber pasado por un conjunto de fases iniciales que incluía la promoción del nuevo cono monetario entre los ciudadanos venezolanos.

Mucho se ha dicho con respecto a los percances que puede traer dicha reconversión. Las opiniones han sido diversas, y pareciera que mientras más se profundice en el tema, surgen más dudas e interrogantes al respecto.
Con esta premisa, se encuestó a tres economistas, dos usuarios y tres comerciantes, para conocer sus opiniones en relación a las siguientes preguntas:

1-¿Qué es para usted la reconversión monetaria y por qué cree que se da esta iniciativa?
2-¿Qué piensa sobre pagar por los cambios tecnológicos que se están haciendo?
3-¿Cómo percibe usted este cambio y qué opina del nuevo cono monetario?
4-¿Cuáles cree usted que sean las consecuencias potenciales?

Ambigüedad y discusión

Para el profesor Ronald Balza, Investigador en el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB, la reconversión monetaria trae consigo mayores consecuencias de las que se reflejan en la propaganda oficial.

1-Para mí, es un proceso de reexpresión de la unidad monetaria. Nosotros hemos tenido hasta este año una unidad monetaria y la nueva tiene tres ceros menos. Las razones que ha dado el gobierno, tiene que ver con facilitar las transacciones, de manera explícita. De manera implícita, ellos asocian la reducción de los tres ceros con una reducción de la inflación, y esta es una de las razones porque la medida ha sido muy discutida. No ha sido aceptada de manera unánime por todos los economistas, porque esa ambigüedad es lo que puede causar confusión en muchas personas.
2-La ley dice que no se debe, pero efectivamente van a pagar. Hay muchas maneras de hacer la transferencia de los costos que la reconversión está causando. Por darte un ejemplo, el condominio donde yo vivo, está cobrando por la actualización tecnológica. Eso es algo que no es legal, pero que permite diluir los costos del cambio.
3-Yo he visto los billetes y me parece que están bien hechos, a parte de las consideraciones estéticas. El problema es que fueron dados a conocer muy tarde. La campaña publicitaria del Banco Central de Venezuela se dedicó a decir que el bolívar era fuerte más que mostrarnos los billetes, y eso es lo que crea la posibilidad de que haya falsificaciones y ellas caigan en manos de quienes no hayan visto los nuevos billetes.
4-En principio, la confusión siempre se paga. Ella va a durar algunas semanas mientras las personas se acostumbran, pero los errores que cometan hoy, ya no podrán repararlos. Por otro lado, la consecuencia para mí más grave tiene que ver con el aspecto institucional. El BCV se debilita, desde mi punto de vista, con esta medida. El proceso inflacionario va a seguir, y no a poderse encontrar una nueva manera de explicarlo porque ya no va a poder aplicar una reconversión otra vez.

De igual manera, Darío Rico, Director del Postgrado en Empresas de la UCAB, manifestó su rechazo a la medida diciendo que el problema de los venezolanos es mucho más profundo.

1-Es una nueva ley que busca facilitarle las cuentas a la gente así como el manejo de las monedas. Para mí, tiene un efecto meramente psicológico, aunque es interesante como medida. La reconversión le conviene es al gobierno, y es una medida que han hecho ya países como Brasil, Argentina y Bolivia.
2-Es un problema que nos resultará costoso a todos, tarde o temprano. Se necesita de una nueva tecnología para adaptarse a una nueva moneda.
3-Yo a eso no le paro. La gente tiene demasiados problemas con los cambios, y el problema inicial viene desde ese primer redondeo, estamos arrancando con una pequeña inflación de por sí. Las empresas picaron adelante y aumentaron precios desde antes, para evitarse lo engorroso de las moneditas después. De los billetes, opino que no son serios, parecen barajitas de álbum. Son demasiado tropicales.
4-El gobierno lo está vendiendo como algo que no es. La gente debe tener un nivel aritmético básico y si no lo tiene, no van a aprender a manejar el bolívar fuerte, que de fuerte no tiene nada. Es sólo una medida que no resuelve la inflación en absoluto. ¿Vamos a vivir mejor? No. Nuestro problema es más complejo.

La Economista y Coordinadora del Servicio Comunitario de la Escuela de Economía de la UCAB, Luz Aimara Morales, manifiesta que es necesario educar a las personas sobre las verdaderas implicaciones de la reconversión.

1-Es simplemente la transformación a una nueva escala monetaria. Es dividir entre mil todas las transacciones, lo que es ingreso y egreso, y así se tiene una nueva escala monetaria. La idea es facilitar y simplificar todo, y no es una medida para controlar inflación, ni fortalecer la economía.
2-Hay empresas que han debido asumir grandes costos operativos para llevar la reconversión a cabo. El BCV, por su parte, dice que ellos no están en la capacidad para cubrir esas adaptaciones.
3-Dentro de nuestro servicio comunitario, nos hemos dedicado a enseñar a niños y adultos con respecto al tema. Los niños lo ven fácil, como un juego. El adulto es más reacio, tiene una historia. El problema hay que contrarrestarlo con mucha información, tratando de crear el menor impacto posible. Los billetes me parecían escandalosos cuando los veía por Internet antes de que salieran a circulación. Es cuestión de adaptarse.
4-Ha sido un cambio muy brusco. Se ha sentido la confusión en las personas porque tienen toda una historia con unas denominaciones y de la noche a la mañana, cambian todo. Hay que explicarle a la gente que así como los egresos se dividen entre mil, también lo harán sus ingresos. El fuerte del bolívar, para mí, queda en entredicho.

Inflación arriba, economía abajo

Para el estudiante de Comunicación Social UCAB, Alex Vásquez, la reconversión es sólo un instrumento para intentar ocultar la galopante inflación.

1-Para mí, la reforma monetaria no es más que una forma de maquillar la inflación, pretender que no existe y darle una fortaleza al bolívar que no tiene. Me parece que es un instrumento para facilitar si se quiere las cuentas y los números. Estaba aumentado en demasía la cantidad de números que tenía el bolívar. Creo que es simplemente para disimular.
2-Si estoy, como usuario, dispuesto o no, creo que no importa porque igual hay que pagarlo, pero sí estaría dispuesto a hacerlo.
3-Honestamente, me parece algo positivo porque se facilitan las cuentas. En la parte física, son billetes, me da igual si se ven bonitos o si se ven feos. Yo lo acepto simplemente porque se simplifica, pero en realidad me parece innecesario.
4-Primero, hay que acostumbrarse al nuevo sistema y a llevar las cuentas con el bolívar normal. Segundo, las cosas van a seguir estando más caras porque la inflación no va a ser detenida en ningún momento.

La Licenciada en Archivología de la UCV, Starlys Manrique, piensa que el objetivo del gobierno de Chávez al proponer la reconversión era ocultar que la economía nacional se le está escapando de las manos.

1-Yo entiendo que es un cambio que se le hace al manejo de nuestra moneda, pero detrás de eso está que el gobierno quiere ocultar el hecho de que la economía se le está escapando de las manos. Es una venda que nos quieren colocar a todos. El bolívar ya no vale nada.
2-No quisiera, pero como son medidas que se tienen que hacer para que las cosas sigan funcionando, hay que hacerlo. Yo no estoy de acuerdo.
3-No me gusta en lo absoluto. Ni el cambio ni los billetes.
4-Yo veo que se presta a confusión. Hay gente que piensa que todo va a estar más barato, que van a poder comprar cosas para tener una mejor calidad de vida. Todo eso es un engaño.

Administrando el negocio

El Sr. Américo Gómez, encargado de la Franquicia Plumrose en la Feria Planeta Universitario de la UCAB, teme que el gobierno no sepa manejar la reconversión y termine en una crisis económica peor a la actual.

1-Es una ley con la que ahora va a haber menos cantidad de dinero. Uno se tiene que acostumbrar a que se saque la moneda vieja y con la nueva obviamente uno va a trabajar mejor. El problema yo lo veo venir cuando trabajemos con céntimos.
2-Ya nuestra máquina fue adaptada y para eso debió hacerse un pago.
3-Puede ser algo positivo siempre y cuando el gobierno sepa cómo manejar las cosas, que no se vaya a repetir un viernes negro. Los billetes me parecen un poquito escandalosos. Deberían ser más serios.
4-Temo que esto vaya a parar en un viernes negro.

Para María Hernández, comerciante informal de Antímano, la reconversión monetaria le propone nuevas preocupaciones sobre cómo administrar su negocio.

1-Yo no he aprendido nada eso. De verdad yo no sé nada.
2-Qué más va a hacer uno. Eso está aprobado ya. Lo que queda es acostumbrarse.
No sé. Yo creo que a uno le cuesta mucho ganarse su dinero para gastar en cosas nuevas.
3-Yo no sé nada de eso, pero justo lo estaba pensando. No sé cómo voy a hacer ahora para vender. Esos billetes son como raros.
4-Uno está tan acostumbrado a la moneda antigua que ahora no se sabe. A uno le cuesta para adaptarse. A mí me va a costar, por ejemplo esos céntimos.

El Sr. Justo Berrío, comerciante informal de Antímano, ve con beneplácito la reconversión porque le facilita el manejo del dinero en su puesto.

1-Eso es lo que hizo Chávez ahora, una nueva moneda. El bolívar fuerte. Eso lo hizo porque él quiso. Es más fácil todo.
2-Hay que hacerlo. Ya eso es ley.
3-Me parece que está bien. Yo por lo menos los conocí por televisión y uno mismo los ve cuando la gente le paga a uno.
4-A veces uno se confunde, pero también se aprende rápido. La duda voy a tenerla mientras se usen las dos monedas, mientras desaparece la vieja. Es un poco incómodo el manejo de las moneditas pequeñas, pero uno tiene que acostumbrarse.

Entrevista: Padre Aldo Fonti


Considera que la Iglesia debe ser más activa en la enseñanza de valores familiares

Aldo Fonti: “Hay mucho por hacer para que la familia se asuma como se debe”

El sacerdote italiano fundador de la Jornada Abrazo en Familia en Venezuela y Subsecretario de la Conferencia Episcopal Venezolana, Aldo Fonti, relata el origen de dicha campaña en nuestro país y explica cómo se ha hecho necesario adaptar la temática del programa a la realidad venezolana.

Adriana K. Morales Roa
En la oficina del Padre Fonti se respira una gran tranquilidad, que sólo se interrumpe con el sonar de sus teléfonos. A pesar de ser una persona de 60 años, maneja con gran precisión los equipos tecnológicos de los que dispone en un despacho mas bien antiguo. No dejaba de pedir disculpas por estar distraído con sus faenas. De repente, se detuvo. Se coloca los lentes. Entrecruza sus dedos, se inclina y dice “a ver, dígame para qué le sirvo”.
-¿Podría describir cómo ha sido su trayectoria?
-Me formé en Rimini hasta el bachillerato. Luego ingresé en un seminario para América Latina que hizo el Papa Juan XXIII en Verona. Me ordené en 1974 y llegué a Venezuela en 1977. Me he desempeñado en el Departamento de Familia de la Conferencia Episcopal y desde el año pasado, asumí la Subsecretaría de la Conferencia.
-¿Tiene algún tipo de participación en la Jornada Familiar que se está realizando actualmente?
-Si, he sido el fundador de ese programa. Comenzó en 1990 cuando estaba empezando a asumir el Departamento de Familia. Actualmente, hemos hecho una recopilación bibliográfica del trabajo desempeñado. Así pudimos determinar que realmente es uno de los programas más exitosos de la Conferencia Episcopal.
-¿Cuál fue el origen de esta iniciativa?
-El estímulo nos vino desde el Vaticano en 1989, cuando se nos envió una petición para crear un día especial dedicado a la familia. A través de una comisión episcopal organizada, decidimos que dicho día sería el segundo domingo de Noviembre.
-¿El programa se ha mantenido siempre bajo la misma temática?
-Sí, pero cada día se están presentando nuevos temas a integrar. Hemos incorporado profesionales que investiguen sobre las realidades de la sociedad venezolana y actualmente, estamos planificando la apertura de un centro de investigación de la mano con la UCAB.
-¿Cuál considera usted es el objetivo de este programa?
-Queremos responder a esos retos buscando siempre una dimensión terapéutica. Muchas veces la Iglesia se concentra en mostrar el deber ser, pero al no profundizarlo descuida la realidad, sobre todo la venezolana. La mayoría de las familias se construyen sobre una madre que lucha cada día por el bienestar de sus hijos. Eso no se enfrenta rasgándose vestiduras y condenando gente.
-¿Ustedes han llevado este programa a colegios y universidades que no son dirigidas por grupos católicos?
-En los años anteriores, logramos una buena receptividad en colegios oficiales. Sin embargo, ya este año hemos tenido menos demanda. Estamos investigando el por qué, pero presumimos que la causa yace en que un alto porcentaje de docentes ha tenido ya adoctrinamientos basados en el nuevo modelo educativo, el que entre otras cosas, deja a la Iglesia de lado.
-¿Por qué tuvo tan poca publicidad este año? ¿Hay algún motivo o causa específica?
-Hemos realizado pequeñas inserciones en los medios, pero la pantalla está copada por otros temas. La situación sociopolítica ocupa casi todos los espacios y hay lugar prácticamente para reflexionar sobre estas cosas.

Entrevista: Sr. José Rivero


“Aun tengo fuerzas para hacerlo”

José Rivero, quien ejerce el oficio de jardinero en la Universidad Católica Andrés Bello desde hace 21 años, relata cómo ha sido una vida llena de trabajo y compromiso, y cuenta cómo el Rector Luis Ugalde, s.j. le condecoró con un Diploma al Mejor Jardinero en la última fiesta para empleados de la UCAB.

Adriana Morales
Con 83 años de edad, cinco hijos y una larga vida de historias que contar, José Rivero describe cómo ha sido su trayectoria desde que salió del seno materno, siendo aun muy joven, para trabajar y labrarse un futuro fuera del campo.
-¿A qué se dedicó antes de entrar a la UCAB?
- Mi trabajo antes era la construcción. Lo mío eran las máquinas pesadas, las grúas grandes. Pero cuando llegué a los 66 años, no me quisieron más por mi edad y me pensionaron. Luego me consiguieron trabajo aquí en la Católica y me quedé.
-¿Cuáles son sus labores dentro de la universidad?
-Yo me encargo de cuidar las plantas, de sembrarlas y limpiarlas continuamente, así como de regarlas para que no se deterioren. Todo lo referente a abonarlas. Eso sí, nada que requiera mucho esfuerzo. Tengo prohibido montarme en escaleras para arreglar los árboles. Eso lo hacen los jardineros jóvenes.
-¿Cómo aprendió este oficio?
-Yo soy del llano. Nosotros teníamos una finca en Maracay, en la Urbanización El Limón. Mi papá tenía muchas fincas grandes. Allá yo trabajaba la tierra. Así aprendí cómo se tratan las plantas, a cultivarlas y a cuidarlas siempre.
-¿Quiénes son sus jefes?
-Mis jefes son la Profesora Raiza Reyes y el Padre Ugalde. Ellos me dejaron trabajando aquí como por lástima, para que yo no estuviera en mi casa. Antes el contrato de los jardines lo tenía una compañía portuguesa, pero al irse esa compañía, la Católica decidió contratarme directamente. Entonces mi jefa me dijo que trabajara en la tierra, nada de alturas, y que cualquier cosa que me pasara, ella confiaba en que los estudiantes iban a ayudarme.
-¿Está satisfecho con su trabajo?
-Bastante. Los estudiantes me tratan muy bien. Tanto los viejos como los nuevos. Y el Padre Ugalde conmigo es lo mejor. Me quiere mucho. Todos los años nos hace una fiesta. Incluso en la última, me dio un diploma como mejor jardinero. Fue muy bonito.
-¿Por qué trabaja todavía?
-Porque el cuerpo me lo pide. Mis hijos no quieren que yo trabaje, pero aun tengo fuerzas para hacerlo. Al final, ellos están de acuerdo conmigo. Además, no es tan forzado. Antes sí podía cargar los sacos de cemento. Ahora no.
-¿Trabaja todos los días Sr. Rivero?
-Sí, de lunes a viernes, de siete de la mañana a 12 del mediodía, y de una de la tarde a tres y media.
-¿Cómo hace para mantenerse con tanta fortaleza?
-No fumo. No bebo. Lo mío es la comida.