lunes, 28 de diciembre de 2009

Mientras dormía

Y ahí estábamos... Escondidos, pero ya no tanto... El tiempo vuela cuando disfrutas su andar...
Y ahí estaba él... Y estaba yo...
Me había sentado en una silla prestada... Había dejado a un lado los complejos y las penas, y solamente me dispuse a disfrutar de un día soleado, de las alegrías de un grupo de gente que si bien no es mía, puede fácilmente sentirse como tal...
Él se acercó a mí y me dijo que quería dormir un poco... La playa lo relajaba muchísimo y quería descansar...
Le dije entonces que se sentara en el piso y que apoyara su espalda contra mis rodillas... Tomé un par de toallas y las acomodé para que le sirvieran de almohada... Él tomó su posición, entrecruzó sus dedos sobre su barriga, y dejó caer su cabeza sobre mi regazo... En pocos minutos, dormía profundamente...
Y con ello, empecé yo a soñar...

Me detuve a observarlo con calma...
Una vez le dije que "la belleza se encuentra en la pequeñez de las cosas" y comencé a observar sus detalles...
Su cabello suave estaba un poco más seco que de costumbre por el salitre del mar, pero igual seguía siendo pulcro, así como cada parte de su presencia... Me detuve a ver cada lunar... No los conté porque eran demasiados... Casi como las estrellas del cielo imposibles de contar, pero no por ello se dejan de admirar allá en lo alto... Miraba el espesor de sus cejas, su nariz, así como la paz que transmitian sus ojos, como quien duerme confiado de que se está en lugar seguro, conocido... Miraba su oreja casi blanquecina por el protector solar que le unté para evitar que se quemara en exceso... Miraba su torso, sus manos... Me reia cada vez que sentía que estaba dejándose caer... "Está en un sueño profundo", pensaba... Miraba como su pecho se llenaba y vaciaba una y otra vez mientras respiraba...
Al cabo de un tiempo, abrió sus ojos inyectados de sangre... Me miró y sonreía mientras buscaba la manera de abrazarme desde su posición extraña... Besó mi frente y me miró con un cierto brillo...

Y ahí, justo ahí lo sentí... Me hizo sentir "eso"... Aquella sensación que había olvidado... El calorcito en el pecho... Aquel que se había apagado desde hace un tiempo... Estaba viva de nuevo... Por él... Para él... Y él?? Solo dormía...