miércoles, 29 de diciembre de 2010

Venezuela o... Elija un país

No dejo de impresionarme con la gran cantidad de familiares y amigos que están yéndose del país. Cada fin de semana desde al menos el último año, ha estado lleno de compromisos similares a "la despedida de fulano" o "la boda de menganita". Siento que aún no me he adaptado a la idea que estamos como en un gran éxodo, en una gigantesca fuga de cerebros que están abandonando Venezuela.

Pareciera entonces que existen tres grupos:

-Los que tienen pareja estable de al menos 3 años: se están comprometiendo masivamente para casarse-irse o irse-casarse. Este grupo es bastante grueso y las edades van de entre los 21 como a los 28 años. Planifican bodas en un lapso no mayor a un año, y desde ya están vendiendo carros, comprando dólares, arreglando papeles, haciendo contactos, etc., porque "nos tenemos que ir cuanto antes".

-Los que están solos y/o justo acaban de terminar una relación: están emigrando a lugares donde ya tienen familiares acomodados que podrían darles albergue mientras terminan de ingresar en algún curso-trabajo-excusa que les medio sirva. Este grupo suele estar formado por jóvenes cuyas edades van desde los 18 hasta los 25 años, generalmente. En algunos casos se van apenas terminan la universidad. Unos se quedan, otros regresan -como dicen por ahí- "con las tablas en la cabeza". Lo importante es que al menos prueban su suerte afuera, para bien o para mal, ya que "aquí no consiguen trabajo".

-Y está el otro grupo, ese llenito de rezagados -donde me encuentro- que sencillamente "están atados al país". ¿Por qué atados? Por ser sostén de hogar, por tener trabajo fijo, quizás pareja medio estable, y en ninguno de los casos -por ahora- se proyectan grandes cambios u oportunidades a corto o mediano plazo.
Entonces sacando la cuenta de forma muy cualitativa, muy grosso modo, se puede decir que 2/3 del pensamiento de la población joven está dirigido a encontrar nuevos horizontes.

Ahora me pregunto, ¿qué hacer? ¿Aplico la nota del patriotismo suicida que piensa "yo me quedo en mi país como sea, a luchar por esta vaina" -aún sabiendo que el verdadero problema no es el gobierno en turno, sino la cultura colectiva-? ¿O simplemente opto por unirme al éxodo masivo, abandonando lo poco que he construido aquí, dispuesta a literalmente lo que sea con tal de ganar en verdes? La canción de Juan Luis Guerra "buscando visa para un sueño" retumba en mi cabeza.

Creo que para nadie es un secreto que Venezuela en este momento no ofrece los plus necesarios que atarían a los talentos en fuga. ¿Quiénes construirán entonces el mañana venezolano? ¿Nos seguiremos lavando las manos? Mis respuestas -por ahora- parecieran ser "NPI" y "yo si" respectivamente.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Simplemente "papoi" :)

Después de ver "Despicable me", me quedó de recuerdo ésta escenita que tanta risa me dio. Qué buena la animación que nos permite recrear dibujos animados que jamás se compararían a los que alguna vez vimos en frecuencia UHF.


domingo, 26 de diciembre de 2010

sábado, 25 de diciembre de 2010

@MiAbuelaSabia

Éste es el nombre de una cuenta que sigo en Twitter y cuyas frases -o tweets- siempre dejan algo válido para mi RT. En ésta oportunidad, el texto -dividido en dos tweets- reza lo siguiente:

"Para ser feliz con un hombre tienes que entenderlo mucho y quererlo un poco. Para ser feliz con una mujer tienes que quererla mucho y no intentar entenderla en absoluto."

Les invito a seguirle en Twitter. No tiene pérdida. A fin de cuentas, siempre es bueno tener a una abuelita dando consejos.

martes, 21 de diciembre de 2010

Luna chocolatera

A propósito de observar la luna ésta madrugada, recordé cuando de regreso a casa con mis padres hace muchos años atrás, mi papá me preguntó:
-"Gorda, ¿sabes por qué la luna está así?"
Yo inmediatamente pegué mi frente a la ventana del carro y vi más o menos una imagen similar a la adjunta.
Entonces respondí:
-"Mmn... ¿Porque está feliz?"
-"Si, pero... ¿sabes por qué?"
-"No papi..."
-"La luna está feliz porque comió chocolate... ¿Ves cómo tiene los dientes sucios?"
Sin duda, uno de los mejores recuerdos de mi infancia.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Sin duda

Una de las noticias sobre animales más triste que he leido en mi vida. Pienso que tenían infinitas salidas diferentes al dantesco final:
Algo tan sencillo como meterlos en pequeños vasos y obsequiarlos a los niños de Kursk-Rusia, pueblo donde tuvieron lugar los hechos. Estamos en Navidad, por Dios.

viernes, 17 de diciembre de 2010

#YoConfieso

Que esta noche en particular me gustaría estar viendo toda Caracas desde arriba, como un ave que vuela libremente ajena a todo lo que ocurre allá abajo en la intempestuosa ciudad.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Frase de sabios

Una antigua leyenda cuenta que un famoso rey decidió reunir a sus principales sabios y eruditos en un conclave para solicitarles un favor.

-Acabo de traer un gran anillo de mi última conquista –dijo el monarca- es muy valioso y además me da la posibilidad que puedo guardar algo más valioso aun, en su interior. Necesito que ustedes, al final del día, me den una frase que sea lo más sabio que ningún mortal haya escuchado jamás. Quiero que arriben a una conclusión de sabiduría y luego lo escriban en un papel diminuto. Luego, yo guardare esa frase en mi anillo. Y si algún día, el infortunio permitiera que me encuentre en medio de una crisis muy profunda, abriré mi anillo y estoy seguro que esa frase me ayudara en el peor momento de mi vida.

Así que los sabios pasaron el resto del día debatiendo cual sería esa frase que resumiría toda la sabiduría que ningún humano había oído jamás.

Cuando cayó la noche, uno de los eruditos del reino, en representación de todos los demás, se acerco al rey con una frase escrita en un pequeño papel.

-Aquí esta, su Majestad. Solo tiene que guardarlo en su anillo y leerlo en caso que una gran crisis golpee su vida y su reino.

El monarca guardo el papel en su anillo y se olvido del tema.

A los pocos años, el reino era saqueado por los enemigos y el palacio reducido a escombros. El rey logro escapar entre las sombras y se oculto entre unas rocas, en las afueras de su devastada corte. Allí, observando un precipicio, considero la posibilidad de quitarse la vida arrojándose al vacío, antes de caer en manos enemigas. Fue cuando recordó que aún conservaba el anillo, decidió abrirlo, desenrosco el diminuto papel y leyó: “Esto también pasara”. El rey sonrió en silencio, y cobro ánimo para ocultarse en una cueva, en medio de la oscuridad, hasta que ya no corriera peligro.

La leyenda dice que veinte años después, el rey había recuperado todo su esplendor, a fuerza de nuevas batallas y conquistas. El trago amargo había quedado atrás, y ahora regresaba triunfante de la guerra, en medio de vítores y palmas de una multitud que no dejaba de ovacionarlo. Uno de los antiguos sabios que caminaba al lado del carruaje real, ya anciano, le susurro al rey:

-Su majestad, creo que hoy también debería volver a mirar el interior de su anillo.

-¿Ahora? ¿Para qué habría de hacerlo? No estoy en medio de una crisis, sino todo lo contrario –replico el rey.

-Es que esa frase no solo fue escrita para los momentos difíciles, sino también para cuando crea que todo lo bueno pareciera que ha de perdurar por la eternidad.

El rey, en medio de los aplausos, abrió el anillo y volvió a leer: “Esto también pasara”, y descubrió en ese mismo instante, que sentía la misma paz que tuvo cuando estaba a punto de quitarse la vida. El mismo sosiego, la misma mesura lo invadió por completo. Aquel día descubrió que la frase que los sabios le habían entregado era para leerla en las derrotas y por sobre todo, en los tiempos de victoria.

Hubiese dado cualquier cosa porque alguien me contara esta fantástica historia cuando yo era mucho más joven. Pero siempre digo que de tener una máquina del tiempo (como la saga de Spielberg “Volver al futuro”) viajaría al pasado para encontrarme conmigo mismo cuando tenía unos…diez u once años. No buscaría a nadie más, no hablaría con ninguno más, solo trataría de ubicar a Dante, a aquel niño que alguna vez fui. Lo enfrentaría cara a cara y le diría algo así como:

-No me preguntes quien soy, porque de todos modos no me lo vas a creer. Solo vine a regalarte una frase que quiero que guardes para siempre: “Esto también pasara”. Disfruta la adolescencia que te queda por delante, disfruta cada instante que puedas, no te pierdas el ahora por estar preocupado por el futuro. Todo va a salir bien, te lo prometo. Algún día los exámenes, los complejos y la baja estima van a ser historia y en unos años vas a reírte de tus problemas de hoy. Tu vida estará resuelta antes de lo que imaginas. Tranquilo, no hay nada malo más adelante. Finalmente vas a lograrlo.

¿Te dieron ganas de hacer lo mismo? Siempre que cuento esta historia, alguna lagrima se escapa entre los que me escuchan, esencialmente porque la mayoría tenemos cierta lastima de aquel niño que alguna vez fuimos.

De alguna manera, es una suerte de paráfrasis de tantas promesas bíblicas. El señor nos habla de no estar afanosos por el día de mañana, de no preocuparnos por lo que vendrá, de disfrutar las nuevas misericordias de Dios cada mañana. Pero por alguna razón, la ansiedad nos juega una broma pesada y sin querer, nos va robando pedacitos valiosos del presente.

En estos años, he pasado momentos muy tristes, de mucha angustia, y momentos muy felices, de mucha euforia. Y ambos momentos pasaron, quedaron en algún lugar, a lo sumo, retratado en alguna fotografía. Pero no estoy interesado en vivir de recuerdos, no me gusta anclarme en las crisis ni en las victorias. No me hacen bien ni las críticas despiadadas ni los aplausos. Por esa razón, es que repaso aquella frase a diario.

En la vida real me es difícil encontrarme con el niño que fui. El aplomo y la madurez hacen que cada día me sea más difícil reencontrarme con él. Pero uno no deja de jugar porque se hace viejo, sino que se hace viejo porque deja de jugar. Pero por lo menos, tengo la salvedad que puedo disfrutar el ahora, el presente. Veo a mis dos hijos pequeños y antes de excusarme que estoy ocupado para jugar con ellos, recuerdo que “esto también pasara” y que en algunos años ya no estarán en casa ni querrán jugar. Entonces abandono los proyectos de mañana y me dedico a mi hoy.

He decidido no pasarme el resto de la vida pensando en lo que haré en dos años. No me interesa vivir pensando que la felicidad absoluta llegara el viernes a la noche, o el sábado por la tarde. O en el verano, o la primavera. O una vez que me gradúe o cuando viaje a aquel país. O cuando me jubile o cuando crezcan mis hijos o cuando me pare ante una multitud. La felicidad no es un destino, es un trayecto. No es un lugar ideal donde uno llega un buen día, sino que un camino que vamos transitando de a poquito, con los pequeños fragmentos del hoy.

A cada lugar donde Dios me lleva, por lo menos dedico un mensaje para motivar a los jóvenes que disfruten el hoy. Pero por sobre todas las cosas, que la ansiedad de lo que todavía no tienen o no han vivido, no les robe lo que ya tienen en sus manos, que nunca es poco. Por mi parte, estoy más que feliz con lo que Dios nos ha regalado en estos años. Pero tengo muy en claro, por sobre todas las cosas, que aún “esto también pasará".

miércoles, 17 de noviembre de 2010

#MovieQuote

And I know what I have to do now. I gotta keep breathing.
Because tomorrow the sun will rise.

Who knows what the tide could bring?

Chuck Noland - Cast Away (2000)

martes, 16 de noviembre de 2010

De por qué NO VIAJO MÁS con Aserca Airlines

La parte escrita de ésta historia comienza así:

"Buenas noches. Durante la mañana de hoy iba a abordar el vuelo 710 de Maiquetia. Para el proceso de abordaje, decidieron llamar por la puerta 5 -de forma simultanea- tres vuelos (pto ordaz, porlamar y bqto). Evidentemente los pasajeros se agolparon en la puerta, razón por la cual se creó un caos. Cuando finalmente logré acercarme a la puerta, el agente de aserca que autorizaba nuestro ingreso nos respondió de forma grosera y altanera que "nuestro avión había cerrado y hasta salido" (cuando en realidad, el avión aún estaba abordando. Pese a mis reclamos, el sujeto se negó a "darme ingreso" y me obligó a ir al counter del piso superior a pedir reasignación de vuelo. Las señoritas del counter estaban desayunando TODAS, y reclamaban que fuera de nuevo a ser atendida "por ahí como a las 10am, porque ellas estaban en su hora de desayuno" (y eran las 8:20am). Les sugiero que EDUQUEN y ENTRENEN a su personal para que SEPAN atender al usuario. Al final logré que me reasignaran al vuelo de las 10:30am, luego de discutir arduamente hasta con la misma supervisora del counter. Lo más increible es que al final una de ellas mismas me confesó entre dientes que "no es la primera vez que una situación como ésta sucede". Espero que tomen en cuenta mi comentario para mejorar su servicio. Gracias."

El slogan de la aerolínea es "Por todo lo alto". Irónico, ¿no?
Email de vuelta:

"Estimada Señora Morales:
Reciba un cordial saludo en nombre de Aserca Airlines con ocasión de manifestar nuestras más sinceras palabras de disculpa por el percance sufrido el pasado 12 de noviembre en nuestro vuelo R7 710.
Lamentamos que este tipo de situaciones se presenten en nuestros vuelos domésticos, sobre todo porque afecta directamente la imagen de la empresa y el servicio de primera calidad ofrecido en toda nuestra línea operativa y por el cual gozamos de su distinguida preferencia.
Garantes de nuestro compromiso con los pasajeros, hemos tomado acciones directas en torno a su caso para evitar que situaciones como la plasmada en su comunicación puedan seguir ocurriendo. Ya sea que su permanencia haya sido por disfrute o por motivos laborales, es nuestra responsabilidad, como transportistas aéreos, ofrecer una atención integral de excelencia que satisfaga a quienes eligen nuestro servicio.
Una vez más ratificamos nuestras disculpas por los inconvenientes acarreados y esperamos poder contar con su distinguida preferencia, a fin de poder servirle como se merece en una próxima oportunidad.
Atentamente,
Analista de Calidad de Servicio."

Si bien la persona que da respuesta a mi reclamo/rabia/impotencia/sugerencia fue bastante diligente, me queda la duda si de verdad realizarán cambios en la forma en que administran sus servicios. ¿Se arriesgan? Yo no.

Time to tell me the truth

Me gusta darme cuenta que el tiempo transcurrió para la alegría de todos... Que el "todo va a estar bien" y "ésto también pasará" que una y otra vez repetí en mi cabeza se cumplió... El tiempo pasó y borró aquello que en el pasado dolía... Es  verdad que cura todo y a todos los que en él esperan :)

domingo, 14 de noviembre de 2010

¿Love?

Love is patient, love is kind. (...) It bears all things, believes all things, hopes all things, endures all things. Love never fails.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Months ago...

But what do you say to taking chances?
What do you say to jumping off the edge?
Never knowing if there's solid ground below,
Or hand to hold,
or hell to pay.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

lunes, 1 de noviembre de 2010

#YoPROMETO

Desde hoy, y hasta el viernes 10DIC2010:

-NO comer chocolate.
-NO comer McDonalds, ni tomar refresco alguno.

Todo por buenas causas, por amor.

Como diría @DBascope: ¡Bienvenida salud! :)

viernes, 29 de octubre de 2010

#YoConfieso

Que en una noche tan linda como ésta, me hubiera gustado estar con mis amigas Lorena y Anysabel comiendo pizzas y burlándonos del magno evento, como en los viejos tiempos.

jueves, 28 de octubre de 2010

Geek proud (Octubre 27, 2010)

Creo que yo me quedé atrapada en un limbo, antes de la última evolución. Buena infografía :)

La piedra en el bolsillo, por @AlexVasquezS (Octubre 27, 2010)

Estaba perdido.
Por más que caminaba no lograba entender dónde me encontraba. Sólo veía árboles y más árboles a mi alrededor. No sabía qué ocurría, pues yo conocía el camino como a la palma de mi mano. Había salido esa mañana, como cualquier otra, a buscar algunas frutas para el desayuno. ¡siempre lo hacía! ¡todos los santos días! ¡¿por qué diablos habría de perderme?! “le echarán la culpa a mi memoria” –pensé-.
Ya me estaba enfadando. El sol era una pesadilla, una tortura que se dedicaba a hacer arder mi espalda, debajo de mi franela negra favorita -que después de ese día se iría directamente al cesto de la basura-; no me había dado suerte, en absoluto, aquel día. Mis botas daban asco debido al pantano: la noche anterior había llovido intensamente.
Mientras caminaba, sentía los gotas de sudor bajar a través de mi frente para reposar por un momento en mis cejas hasta que caían, y, cuando lo hacían, a veces golpeaban mis labios o, en otras ocasiones, se iban directamente al suelo. “ya no estoy para estos malditos trotes. Lo resistiría si el sol no estuviera tan fuerte” –pensaba, mientras arqueaba mi espalda para mitigar el dolor-. Mi corazón golpeaba con violencia contra mi pecho. Me costaba respirar.
El ritmo que mantenía al caminar había disminuido, andaba lentamente. Ya no levantaba la mirada en busca de algún camino que me sacara del bosque. Sólo quería estar tranquilo, ya no me importaba más nada. Vislumbré una pequeña montaña rocosa; estaba casi seguro de que al atravesarla llegaría a casa. Una vez que llegué a ella, me dispuse a treparla; resultaba ser una empresa bastante exigente. Recordé que cuando estaba joven trepaba cualquier montaña con facilidad. Lo hacía solo y lo disfrutaba. Era lo que más disfrutaba en la vida. Miento: lo que más disfrutaba era subirlas con ella, a pesar de que le costaba. Me encantaba echarme con ella a ver el cielo una vez hubiéramos llegado. Ella no estaba para ayudarme en este momento.
Vi una pequeña piedra de cuarzo. En una ocasión, le regalé una piedra similar; fue uno de los primeros regalos que le di en la vida. La había encontrado en el ávila antes de conocerla. Yo estaba solo aquellos días y prometí guardarla hasta encontrarla, quiero decir, hasta encontrar a la mujer con la que compartiría mi vida, la mujer de la que me enamoraría. Tomé la piedra, la observé durante unos segundos mientras recuperaba mi aliento y la coloqué en mi bolsillo. Era mi única compañía, no tenía nada más en la vida, sólo a esa pequeña piedra y, a pesar de que no hablaba o, precisamente por eso, era la compañera perfecta. Continué mi camino y justamente debido a otra piedra pequeña resbalé y me caí. Retrocedí, debido a la caída, unos dos metros. Cuando intenté levantarme, me percaté de que mi tobillo estaba roto. Aún no sentía dolor, simplemente no era capaz de apoyarlo. No podía caminar.
Miré a mi alrededor. A mi derecha, a unos quince metros, podía observar una pequeña cueva que me serviría de refugio. Me arrastré hasta ella y allí me acosté para protegerme del sol. Comenzaron a pasar las horas. Se fue el sol y vino la lluvia y con ella un intenso dolor en mi tobillo. Era tan fuerte que se me salían las lágrimas. Intentaba dormir para que se fuera, pero era imposible. Mi cabeza sólo se ocupaba de él.
Estaba decepcionado de mi persona: un viejo solo, sucio, tirado en una cueva, con un tobillo roto. Lo mejor sería morirme. No merecía estar vivo si esas eran las condiciones de mi vida. Mientras pensaba esto, me oriné encima.
Milagrosamente logré conciliar el sueño. Al menos eso pensaba que ocurriría ya que los ojos se me cerraban solos. Tenía miedo de dormirme allí. “si me duermo, no quiero despertar. No quiero sufrir más, mucho menos dar lástima si alguien me llegara a ver en este estado” –eso pensaba cuando me dormí. Al menos esa es la parte que recuerdo-.
Sentí un beso en mi frente. De forma tranquila, pues sentía ese beso cada mañana, abrí los ojos: era ella. Debido al color del cielo, intuí que era bastante tarde. Había salido a buscarme. No le importó el peligro de la noche. Traía al viejo roma consigo –roma era nuestro perro-. Se suponía que sintiera vergüenza en ese momento, pero no era así: ante ella no sentía pena alguna; ella había visto mi alma desnuda.
Sin ella estaba solo, solo con mi piedra en un bolsillo.
Sonreí, introduje mi mano en el bolsillo y, de nuevo, le entregué su piedra. Ella me había salvado otra vez. Ya no sé cuántas veces lo había hecho. “sin ella sólo soy un viejo inútil” –pensé, luego sonreí y le dije-:
-Qué bueno que te enseñé a subir montañas.

Buena señal (Octubre 25, 2010)

"Tu eres el amor" (Octubre 21, 2010)

Tu eres el amor”. Mi obra favorita de la venezolana Claudia Bardasano. Más de ésta artista aquí: http://www.claudiabardasano.com/

Grande Pavarotti (Octubre 18, 2010)

¡Qué buena canción! Una de esas que no pierden vigencia… ¡Grande Pavarotti! #AllJokesAside
Luciano Pavarotti feat. Tracy Chapman

#YoConfieso... (Octubre 13, 2010)

...que DETESTO las mentiras y todo el remolino que produce su sola existencia. Para bien o para mal, NO se justifican. #HeDicho

Snow Patrol - Chasing Cars (Octubre 07, 2010)

"I don’t quite know how to say how I feel… Those three words are said too much… They’re not enough"

Nunca te alejes demasiado del camino... (Septiembre 29, 2010)

...como para luego no poder encontrarlo de vuelta". @AlexVasquezS

Limpiavidrios no, pescadores SI (Septiembre 23, 2010)

Hoy es uno de esos días... (Septiembre 23, 2010)

...en los que trabajaré hasta quedar exhausta, para luego irme a casa escuchando Streets of Philadelphia - Bruce Springsteen

Adrilosofía (Septiembre 23, 2010)

1. God


2. Family

3. Friends

4. Boyfriend

5. Job

No one else… Nothing else

Mi primer choque, mi primer matraqueo (Septiembre 20, 2010)

Funcionario Castillo: Mira, ése choque conlleva una boleta.


Yo: ¿Cómo que una boleta?

Funcionario Castillo: Bueno, una multa porque el choque fue culpa tuya.

Yo: ¿Y de cuanto es ésa multa?

Funcionario Castillo: Son BsF 650.

Yo: ¡¿Cómo?! Señor por favor, ¿cómo cree usted?

Funcionario Castillo: Bueno, ya va... ¿Cuánto tienes?

Yo: No más de BsF50.

Funcionario Castillo: Dale. Son buenos.

Such a perfect day, such a perfect year… :) (Septiembre 19, 2010)

@MiAbuelaSabia (Septiembre 19, 2010)

“Sólo los peces muertos nadan con la corriente.”

When Felix met Xiomara (Septiembre 19, 2010)

Adiós Tumblr

Como parte del cierre de mi Tumblr, agregaré cada una de las publicaciones que había realizado en él para tenerlas disponibles aquí. Colocaré entre paréntesis la fecha en la que los escribí.

miércoles, 27 de octubre de 2010

De vuelta a Blogger

Después de tratar de conectar en repetidas ocasiones mi Blogger a mi Tumblr, entendí que sólo es posible hacerlo de la manera opuesta: conectando Tumblr con Blogger. (Bastante geek yo, ¿no?)
El punto es que me topé con un post escrito por una chamita que si bien parece ser una asiática de 13 años, resultó ser UNA DURA en temas de blogs y sus afines. El post habla en total y absoluta defensa de Blogger como el mejor proveedor con el que puedes tener un blog, y de por qué es superior a Tumblr (con estadísticas incluidas). Como usuaria de ambos portales, tengo que decir que Tabhita tiene muchísima razón. A sus argumentos agregaría que Blogger ha llevado a cabo grandes esfuerzos por ofrecer una plataforma mucho más friendly que antes, así que yo estoy de vuelta a Blogger.
Les invito a que sean ustedes los propios jueces. Lean el post de Tabhita aquí: Blogspot VS Tumblr

miércoles, 29 de septiembre de 2010

"Eso"

Fue en un instante, pero lo supe todo. Él me miró y a través de sus ojos, mi alma se inundó de la suya. Sentía que nadie podía separarnos. Lo hubiera besado. Me lo hubiera comido a besos allí mismo. Pero, ¿hace falta besar el agua cuando estás sumergida en un mar o, más aún, cuando tú ya eres el mar? Lo que luego nos dijimos carece de importancia. ¿Qué pueden murmurarse al oído dos enamorados? En realidad había sido más elocuente el silencio. En aquel mudo mirarnos a los ojos, le dije sin palabras que lo querría incondicionalmente, más allá del tiempo y la eternidad, ocurriera lo que ocurriera, aunque se cayera el mundo y se derrumbaran las estrellas. Decir luego “te quiero” era mucho menos comprometido. No olvidaré que en aquel momento él se puso tan nervioso. Me estrechó contra su pecho, y percibí entonces una luz que crecía y crecía dentro de mis entrañas ascendiendo a las colinas y adentrándose en el mar, una luz que era brisa del campo, las sonrisas de los niños y la muerte de los ancianos, el mundo entero y el temblor de mi corazón de joven enamorada. Cerré los ojos y abracé desde dentro aquel sabor inefable que sencillamente no cabe en la palabra amor. Adaptación de "El novio", por P.M. Lamet

viernes, 17 de septiembre de 2010

Meet APOLONIA

Mi madre y yo regresábamos a casa hace unas noches y, como siempre, veníamos escuchando un programa radial. De repente, una oyente llamó a la estación para hacer una pregunta en vivo. Su nombre era "Apolonia" -sí, Apolonia-. Inmediatamente, mi mamá esbozó un "Ok, ¿ése nombre más o menos? Ésa viejita debe ser bien atravesada...", y subió el volumen del radio para escucharla mejor.
A mí me gustó tanto el carácter y el temple con la que la Sra Apolonia hizo su intervención, que una parte de mi se sintió atraída hacia ése nombre. Bromeé entonces diciendo que mi alter ego tiene nombre: Apolonia.

Pero más que un alter ego, Apolonia es -para mi- un sinónimo:

-Un sinónimo de pararme con firmeza ante los problemas.

-Un sinónimo de hablar sin voz temblorosa sin importar quien(es) escuche(n).

-Un sinónimo de sostener la mirada.

-Un sinónimo de defender-me.

-Un sinónimo de decir ¡no, señor(a)!

Así que, cuando me vean allí de pie, defendiendo lo que pienso, lo que me parece mejor, lo que considero correcto, y no dejándome @#$%& por nadie, es ésa luchadora valiente que que todas las mujeres llevamos por dentro, y que en mi caso "se llama" Apolonia.

jueves, 12 de agosto de 2010

Hoy quiero...

Echarme a ver la lluvia de meteoros, como si tuviera que esperar 133 años para verla de nuevo :)
-

miércoles, 7 de julio de 2010

Estructura

Hoy mientras me encontraba absorta trabajando, tecleando una y otra vez en mi PC, pude ver cómo una mariposita se estrellaba repetidamente contra mi ventana.
Era obvio que buscaba su libertad, pero sólo chocaba entre los cristales y el concreto.
Me acerqué al vidrio para verla mejor, para detallar sus formas y sus colores y, casi al unísono, salió volando hacia el centro del enorme edificio de oficinas donde me encuentro hasta que desapareció de mi vista. Pensé que ahora sí sabía cuál era su destino: irse lejos de ahí.
Miré entonces a la gente que se encontraba pasando una y otra vez entre los pasillos de la estructura: ¿sabrá alguno su verdadero destino? ¿Irán hacia eso algún día sin dudas?
Mientras tanto –sí, mientras tanto– seguirán atrapados día tras día al igual que yo, como esa linda mariposita, entre los cristales y el concreto.

miércoles, 30 de junio de 2010

Hay días...

Confieso que hay días en los que "me provoca dejar todo atrás y decir: -Saben qué?? Simplemente no me importa...- y lo único que quiero es... Es escuchar a Oasis"...*
*como un personaje que tocó mi vida, y tenía la razón del mundo cuando lo decía.

lunes, 21 de junio de 2010

Making plans...

Qué rico es sentir que no hay imposibles... Que no hay límites para lo que queremos...
Por eso me sigo atreviendo a soñar...
Y me seguiré atreviendo A VIVIR

Aprendí que...

"En boca cerrada, no entran moscas"
-----------

martes, 16 de marzo de 2010

You got the glue

It just hit me...
No matter where do I have to go through, or say or do,
I'll always be willing to do it,
as long as you are THE ONE who's waiting for me at the end of the road...

miércoles, 17 de febrero de 2010

(.)(0):*( )(:)(.)(0):*( )(:)(.)(0):*( )(:)(.)(0):*( )(:)(.)(0):*

Hace tiempo leí por ahí que:

"Es en la pequeñez de las cosas
donde el alma encuentra
la belleza y se regocija"

Hoy, esa pequeñez tiene forma de pez... Mejor dicho, de peces...



Gracias :)