miércoles, 29 de diciembre de 2010

Venezuela o... Elija un país

No dejo de impresionarme con la gran cantidad de familiares y amigos que están yéndose del país. Cada fin de semana desde al menos el último año, ha estado lleno de compromisos similares a "la despedida de fulano" o "la boda de menganita". Siento que aún no me he adaptado a la idea que estamos como en un gran éxodo, en una gigantesca fuga de cerebros que están abandonando Venezuela.

Pareciera entonces que existen tres grupos:

-Los que tienen pareja estable de al menos 3 años: se están comprometiendo masivamente para casarse-irse o irse-casarse. Este grupo es bastante grueso y las edades van de entre los 21 como a los 28 años. Planifican bodas en un lapso no mayor a un año, y desde ya están vendiendo carros, comprando dólares, arreglando papeles, haciendo contactos, etc., porque "nos tenemos que ir cuanto antes".

-Los que están solos y/o justo acaban de terminar una relación: están emigrando a lugares donde ya tienen familiares acomodados que podrían darles albergue mientras terminan de ingresar en algún curso-trabajo-excusa que les medio sirva. Este grupo suele estar formado por jóvenes cuyas edades van desde los 18 hasta los 25 años, generalmente. En algunos casos se van apenas terminan la universidad. Unos se quedan, otros regresan -como dicen por ahí- "con las tablas en la cabeza". Lo importante es que al menos prueban su suerte afuera, para bien o para mal, ya que "aquí no consiguen trabajo".

-Y está el otro grupo, ese llenito de rezagados -donde me encuentro- que sencillamente "están atados al país". ¿Por qué atados? Por ser sostén de hogar, por tener trabajo fijo, quizás pareja medio estable, y en ninguno de los casos -por ahora- se proyectan grandes cambios u oportunidades a corto o mediano plazo.
Entonces sacando la cuenta de forma muy cualitativa, muy grosso modo, se puede decir que 2/3 del pensamiento de la población joven está dirigido a encontrar nuevos horizontes.

Ahora me pregunto, ¿qué hacer? ¿Aplico la nota del patriotismo suicida que piensa "yo me quedo en mi país como sea, a luchar por esta vaina" -aún sabiendo que el verdadero problema no es el gobierno en turno, sino la cultura colectiva-? ¿O simplemente opto por unirme al éxodo masivo, abandonando lo poco que he construido aquí, dispuesta a literalmente lo que sea con tal de ganar en verdes? La canción de Juan Luis Guerra "buscando visa para un sueño" retumba en mi cabeza.

Creo que para nadie es un secreto que Venezuela en este momento no ofrece los plus necesarios que atarían a los talentos en fuga. ¿Quiénes construirán entonces el mañana venezolano? ¿Nos seguiremos lavando las manos? Mis respuestas -por ahora- parecieran ser "NPI" y "yo si" respectivamente.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Simplemente "papoi" :)

Después de ver "Despicable me", me quedó de recuerdo ésta escenita que tanta risa me dio. Qué buena la animación que nos permite recrear dibujos animados que jamás se compararían a los que alguna vez vimos en frecuencia UHF.


domingo, 26 de diciembre de 2010

sábado, 25 de diciembre de 2010

@MiAbuelaSabia

Éste es el nombre de una cuenta que sigo en Twitter y cuyas frases -o tweets- siempre dejan algo válido para mi RT. En ésta oportunidad, el texto -dividido en dos tweets- reza lo siguiente:

"Para ser feliz con un hombre tienes que entenderlo mucho y quererlo un poco. Para ser feliz con una mujer tienes que quererla mucho y no intentar entenderla en absoluto."

Les invito a seguirle en Twitter. No tiene pérdida. A fin de cuentas, siempre es bueno tener a una abuelita dando consejos.

martes, 21 de diciembre de 2010

Luna chocolatera

A propósito de observar la luna ésta madrugada, recordé cuando de regreso a casa con mis padres hace muchos años atrás, mi papá me preguntó:
-"Gorda, ¿sabes por qué la luna está así?"
Yo inmediatamente pegué mi frente a la ventana del carro y vi más o menos una imagen similar a la adjunta.
Entonces respondí:
-"Mmn... ¿Porque está feliz?"
-"Si, pero... ¿sabes por qué?"
-"No papi..."
-"La luna está feliz porque comió chocolate... ¿Ves cómo tiene los dientes sucios?"
Sin duda, uno de los mejores recuerdos de mi infancia.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Sin duda

Una de las noticias sobre animales más triste que he leido en mi vida. Pienso que tenían infinitas salidas diferentes al dantesco final:
Algo tan sencillo como meterlos en pequeños vasos y obsequiarlos a los niños de Kursk-Rusia, pueblo donde tuvieron lugar los hechos. Estamos en Navidad, por Dios.

viernes, 17 de diciembre de 2010

#YoConfieso

Que esta noche en particular me gustaría estar viendo toda Caracas desde arriba, como un ave que vuela libremente ajena a todo lo que ocurre allá abajo en la intempestuosa ciudad.