lunes, 19 de marzo de 2012

#YoConfieso

-- Que odio es una palabra que no me gusta usar. Es demasiado fuerte para mi, al igual que maldecir. No me gusta usarla.

Sin embargo, aunque hay pocas cosas en las que yo podría mencionarla, esto bien merece la pena:


ODIO que la gente termine sus relaciones sentimentales, y más cuando tenían muchísimo tiempo juntas. Cada vez que me entero que alguien terminó con alguien, me parece tan increiblemente triste...
Son fotos que desaparecen, recuerdos que al tiempo se olvidan, canciones que se borran, besos que -tarde o temprano- dejan de extrañarse.

Creo demasiado en que el amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Pero bueno, capaz soy solamente yo... La eterna creyente.