viernes, 21 de diciembre de 2012

#NoMas

Creo que terminó siendo un poco obvio que el mundo no iba a acabarse el día de hoy... Pero quise valerme de varias ideas que pesqué por ahí para expresarme: "fin de una era", "cierre de un ciclo", "un cambio en lo que conocemos", "nueva etapa", etc.

Como ese "fin de algo que conocemos", ME PROMETO A MI MISMA:
-No más súplicas (¡basta!), a excepción de las que hago al cielo.
-No más emoción excesiva, a excepción de la que pueda provocarme mi familia y amigos.
-No más "forzar la barra", a excepción de que sea un esfuerzo extra por lograr MIS metas/sueños personales.
-No más "sólido 3ero"; de vuelta al "tambaleante 5to".

En resumen: ¡NO MÁS!

El viejo escudo de Apolonia se dibuja nuevamente en mi. Reaparece recordándome lo que me brindaba en mis momentos de terror: la poderosa certeza de ser invencible. IMPENETRABLE.

Me sonrío a misma al recordar lo que era, y lo que volveré a ser.